Colabora

El proyecto “Huipil, artesanía ética” nace antes de que se pusiera en marcha el proceso de comercialización de artesanía textil. Comenzó como una iniciativa de cooperación con los colectivos de mujeres artesanas de diferentes regiones de México. Para conocer de cerca su problemática, “Huipil” se puso en contacto con la Comisión Nacional de Desarrollo Indígena, quien les informó de su programa denominado POPMI (Programa de Organización Productiva de la Mujer Indígena), quienes a través de Asociaciones Civiles como “Renaces”, hacen posible que muchas familias de comunidades indígenas de escasos recursos puedan salir adelante. En este sentido, se analizaron sus necesidades y se llegó a la conclusión de que la mejor forma de ayudar a este colectivo es a través de la comercialización de sus valiosos trabajos artesanales, ofreciéndoles un cuidado asesoramiento en el diseño que les permitiera modernizar y adaptar sus productos a las preferencias del mercado.

En este recorrido, “Huipil” se dio cuenta de que muchas de las técnicas de elaboración artesanal que utilizan están en peligro de desaparecer. En sus talleres dan forma a piezas de gran calidad, que se realizan con hilos de algodón, lana y seda en telares tradicionales de pedal y de cintura. Gran parte de ellos se completan con bordados hechos a mano.

Artesanía Ética

Proyecto social

Artesanía Ética, es el nombre comercial que anuncia nuestro compromiso social.“Huipil” va de la mano de las mujeres artesanas, representándolas y guiándolas frente a un cliente que busca calidad y diseño.

Gracias a esta iniciativa, “Huipil” ha tenido la suerte de conocer a mujeres luchadoras, con ganas de avanzar y seguir aprendiendo, y se ha unido a ellas para que este proyecto les permita vivir dignamente.

El objetivo de “Huipil” es cooperar en proyectos de desarrollo organizando programas de formación para las mujeres artesanas en México.